Angulas versus gulas

Angulas versus gulas

¿Las diferencias?

Estas navidades tuve la suerte de probar un sabor nuevo: angulas. Pero angulas de verdad, no el sucedáneo llamado gulas.

La angula es el alevín del pez anguila. Es el único “pezqueñín” que se puede pescar legalmente. Es un pescado azul que se alimenta de plancton. Las angulas a la venta normalmente están cocidas y son de color blanco. Si tienen el lomo más negruzco significan que han pasado más tiempo en agua dulce. Las vivas son de color transparente y se matan con tabaco disuelto en agua, se lavan y se cuecen en salmuera.

Se pescan en pleamar y con poca luz. La temporada empieza una semana antes de la luna nueva de octubre y dura hasta una semana después de la luna nueva de marzo. Es al inicio de la temporada y en navidad cuando alcanzan precios desorbitados, superando a veces los mil euros por kilo. En enero suele bajar mucho de precio, pero por menos de doscientos euros el kilo a muchos pescadores no les compensa la venta.

El origen y la vida de la angula-anguila ha sido y sigue siendo un misterio desde los tiempos de Aristóteles, el primero que estudió a este peculiar animal.

¿Sabías que…?

-Se dice que el monstruo del Lago Ness es una anguila gigante…

-Todas las angulas nacen hembras y con el tiempo algunas cambian de sexo…

-Las anguilas desovan en el Mar de los Sargazos, situado en pleno Triángulo de las Bermudas. Una vez que nacen, las angulas vuelven al lugar donde ha vivido la madre. El viaje hasta Europa dura entre dos y tres años. Cuando son adultas regresan a los Sargazos a reproducirse y morir.

En los años 80 disminuyeron drásticamente las capturas de angula. Esto llevó a la empresa Angulas Aguinaga, líder del sector, a crear un sucedáneo que imitase la forma y el sabor de la angula. El resultado fue la gula, hecha con abadejo de Alaska.

Después de haber comparado angulas y angulas creo que las angulas no me merecen la pena para el precio que tienen. Son más bien insípidas y sin aroma. El plato más típico son las Angulas a la bilbaína, cocinadas en una cazuela de barro con ajo, aceite y guindilla. Son estos otros ingredientes los que toman protagonismo en el paladar. Prefiero las gulas, sobre todo las “especial restauración” de Aguinaga; el plato te queda igual por un precio sustancialmente inferior. ¿Qué opináis?

Angulas a la bilbaína                         angulas

Esta entrada fue publicada en Manjares y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario